Plantas

hornamento categorías

La categoría de plantas abarca una amplia variedad de opciones para embellecer tu entorno y cultivar tus propios alimentos. Aquí encontrarás diferentes plantas para satisfacer tus necesidades específicas. 

Tenemos planteros hortícolas, frutales, ornamentales, patatas de siembra, ajos de siembra o bulbos.

Filtros activos

Surfinia
  • Nuevo
  • Fuera de stock

Surfinia

Precio 3,50 €
5 1
,
5/ 5 Surfinia
Variedad de petunias que son mucho más vigorosas y sus floraciones duran más que las de las petunias. Colores varios.

Planta de Judia de Mata Alta

Precio 0,50 €
5 1
,
5/ 5 Planta de Judia de Mata Alta
La judía de mata alta NURIA tiene vainas rectas y muy carnosas, que destacan por su sabor. Planta vigorosa y de porte semiabierto con producción uniforme y duradera gracias a la alta capacidad de recuperación de las plantas. Su longitud es de: 18-21 cm.

Planta de Escarola

Precio 0,15 €
5 1
,
5/ 5 Planta de Escarola

Hortaliza que se cultiva por sus hojas, que pueden ser lisas o rizadas, y que se disponen en roseta. Su color varía entre el verde oscuro y el amarillo. Como sus hojas no forman cogollo, tradicionalmente se ataban para favorecer que el interior de la planta se blanqueara.

Calcots a Granel

Precio 1,70 €
5 1
,
5/ 5 Calcots a Granel

Precio por kilo. Los calçots son un cultivo de doble ciclo. La temporada para plantar el segundo ciclo (bulbo) va de agosto a octubre, donde su periodo de máximo consumo es enero, febrero y marzo.

Calcots Saco de 25 kg

Precio 35,00 €
5 1
,
5/ 5 Calcots Saco de 25 kg

Los calçots son un cultivo de doble ciclo. La temporada para plantar el segundo ciclo (bulbo) va de agosto a octubre, donde su periodo de máximo consumo es enero, febrero y marzo.

Dentro de nuestra categoría de plantas, encontrarás diversas subcategorías que abarcan desde plantones hortícolas hasta árboles frutales, plantas ornamentales y opciones específicas como patatas de siembra, ajos de siembra y bulbos. Cada una de estas subcategorías ofrece una variedad de opciones para que puedas encontrar las plantas adecuadas para tus necesidades y preferencias.

Nuestra pasión por las plantas se refleja en la calidad y variedad de nuestro catálogo. Contamos con plantas de la más alta calidad, seleccionadas cuidadosamente para garantizar su buen estado y desarrollo. Además, nuestro equipo de expertos en jardinería está siempre dispuesto a brindarte asesoramiento y orientación para que encuentres las plantas ideales para tus necesidades y puedas cultivar con éxito.

¿Qué plantar en un huerto casero?

En un huerto casero, hay una amplia variedad de cultivos que puedes plantar, dependiendo de tus preferencias, clima y espacio disponible. Aquí tienes algunas opciones populares para cultivar en un huerto casero:

Verduras de hoja: Las verduras de hoja como lechugas, espinacas, acelgas y rúcula son fáciles de cultivar y se pueden cosechar varias veces durante la temporada. Son perfectas para ensaladas frescas y platos saludables.

Tomates: Los tomates son un cultivo muy popular en huertos caseros. Hay muchas variedades para elegir, desde tomates cherry hasta tomates grandes. Asegúrate de proporcionarles suficiente luz solar y apoyo para que las plantas trepen a medida que crecen.

Pimientos y chiles: Los pimientos dulces y picantes son excelentes opciones para cultivar en huertos caseros. Puedes elegir entre una amplia gama de colores y niveles de picante según tus preferencias.

Hierbas: Las hierbas frescas agregan sabor y aroma a tus platos. Plantar hierbas como albahaca, perejil, menta, romero y cilantro en tu huerto casero te permitirá disfrutar de ingredientes frescos y aromáticos en tu cocina.

Zanahorias y rábanos: Las zanahorias y los rábanos son cultivos de raíz que se adaptan bien a los huertos caseros. Son fáciles de cultivar y te permitirán disfrutar de vegetales crujientes y sabrosos directamente del suelo.

Calabacines y calabazas: Si tienes suficiente espacio, los calabacines y las calabazas son excelentes opciones para cultivar en un huerto casero. Asegúrate de proporcionarles suficiente espacio para que se expandan y se desarrollen.

Ajos: Los ajos son un cultivo versátil y sabroso que se puede cultivar en un huerto casero. Puedes plantar ajos de siembra y cosechar bulbos de ajo frescos y aromáticos. Los ajos requieren un suelo bien drenado y se pueden plantar en otoño para cosechar en verano.

Patatas: Las patatas son un cultivo básico y gratificante en un huerto casero. Puedes plantar patatas de siembra y disfrutar de cosechas de tubérculos sabrosos y versátiles. Las patatas requieren un suelo suelto y profundo, y se pueden plantar en primavera para cosechar en verano u otoño.

Recuerda considerar las necesidades específicas de cada planta, como la cantidad de luz solar requerida, el riego adecuado y los cuidados necesarios. También es importante rotar los cultivos cada año para evitar problemas de enfermedades y agotamiento del suelo. Experimenta con diferentes cultivos y diviértete cultivando tus propios alimentos frescos y saludables en tu huerto casero. Además de satisfacer tu paladar, cultivar tus propios cultivos puede brindarte una gran satisfacción y conexión con la naturaleza.

Consejos para una plantar de manera efectiva

Aquí tienes algunos consejos para plantar de manera efectiva y obtener buenos resultados en tu huerto casero:

  1. Preparación del suelo: Asegúrate de preparar adecuadamente el suelo antes de plantar. Remueve las malas hierbas y las piedras, y afloja el suelo para mejorar su estructura y drenaje. Si es necesario, puedes agregar compost u otros materiales orgánicos para enriquecer el suelo con nutrientes.
  2. Ubicación y luz solar: Elige la ubicación adecuada para cada cultivo en función de sus necesidades de luz solar. La mayoría de los cultivos requieren al menos 6-8 horas de luz solar directa al día. Observa el patrón de sombra en tu jardín y coloca las plantas de manera que reciban la cantidad adecuada de luz solar.
  3. Riego adecuado: Asegúrate de regar tus plantas regularmente y adecuadamente. La frecuencia y cantidad de riego pueden variar según el tipo de planta y las condiciones climáticas. Es importante evitar tanto el exceso de riego como la sequedad excesiva. Monitorea la humedad del suelo y ajusta tus hábitos de riego según sea necesario.
  4. Espaciado adecuado: Sigue las recomendaciones de espaciado para cada tipo de planta. Plantar las plantas a la distancia adecuada les permitirá tener suficiente espacio para crecer y recibir una buena circulación de aire. Esto ayudará a prevenir enfermedades y mejorar el rendimiento de los cultivos.
  5. Control de plagas y enfermedades: Mantén un ojo vigilante en tu huerto y toma medidas para prevenir y controlar plagas y enfermedades. Esto puede incluir el uso de prácticas culturales adecuadas, como la rotación de cultivos, la eliminación de malezas y el monitoreo regular de las plantas en busca de signos de problemas. Si es necesario, considera el uso de métodos de control orgánicos, como trampas o insecticidas naturales.
  6. Mantenimiento regular: Realiza tareas de mantenimiento regular en tu huerto, como la eliminación de malas hierbas, la poda de plantas según sea necesario y la limpieza de los residuos vegetales. Esto ayudará a mantener un entorno saludable para tus cultivos y evitará la propagación de enfermedades.
  7. Aprende y experimenta: Cultivar un huerto casero es un proceso de aprendizaje constante. Experimenta con diferentes variedades de plantas, técnicas de cultivo y combinaciones de cultivos. Mantén un registro de lo que funciona bien y lo que no, y ajusta tus prácticas en consecuencia.

Investiga y familiarízate con las necesidades individuales de tus plantas. ¡Disfruta del proceso de plantar y cosechar tus propios alimentos frescos en tu huerto casero! Desde Animales y Huerto te ayudamos